ARTE TORREHERBEROS: COMENTARIO DE LA SAINTE-CHAPELLE DE PARÍS
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





jueves, 10 de enero de 2013

COMENTARIO DE LA SAINTE-CHAPELLE DE PARÍS





ENCUADRE:

Título: Sainte-Chapelle (Capilla Real) de la île de la Cité. París.
Autor: Pierre de Montreuil.
Género: Arquitectura religiosa. Interior.
Cronología: 1241-1248 (Siglo XIII).
Estilo: Arte Gótico (Gótico clásico o rayonnant).
Otras obras: Catedrales de Nôtre-Dame de París, Reims, Amiens o Beauvois.


ANÁLISIS:

La capilla de la Sainte-Chapelle de París, edificada en el corazón del Palacio de la Cité (Conciergerie), es uno de los edificios más singulares del estilo gótico, tal vez la joya más admirable de todas las obras de arte francesas y, donde se puede ver mejor las audacias a las que llegó el sistema constructivo de este estilo. Construida como relicario a custodiar reliquias de la Pasión (especialmente la corona de espinas), la santa Capilla debía cumplir así mismo la función de capilla del Palacio real.
Se trata de una iglesia de dos niveles. La capilla inferior cumple la función de cripta baja, de toda la extensión de la planta, para elevarla en el aire; estaba destinada al pueblo llano y dedicada a la Virgen se divide en tres naves cubiertas por bóvedas de crucería cuatripartitas sostenida por gran cantidad de columnas. Esta capilla sostiene el peso de la superior. El nivel superior (lo que verdaderamente constituye la capilla) estaba reservado a la familia real y los miembros de la corte y es la parte más espectacular, debido a la supresión de los muros por enormes ventanales de vidrieras, por las que se filtra la luz en todas direcciones. Tiene 20 metros de altura y las bóvedas de crucería, decoradas en azul intenso con estrellas doradas en alusión al universo, descansa sus pesos a través de los nervios hacia los baquetones que trasladan el empuje en sentido vertical, liberando a los muros de su función de carga. Las vidrieras que cierran el conjunto llenándolo de luz reproducen escenas del Antiguo Testamento así como historias de las reliquias de la Pasión.


  
Para sostener la grandes bóvedas y poder eliminar el muro el arquitecto no recurrió a la solución propiamente gótica de amplios arbotantes, sino que estos son sustituidos por sólidos contrafuertes que descargan el empuje de los nervios las bóvedas de crucería, el espacio entre ellos queda libre por lo tanto de función sustentante y se pueden instalar grandes ventanales con vitrales; además para reforzar la estructura, se distribuyeron armazones metálicos que atraviesan los pilares y que también coinciden con el emplomado de las vidrieras. 

La planta inferior es mucho más sólida y sólo se abren en ella pequeños vanos, con lo que adquiere el aspecto de una cripta y tiene dos filas de columnas que sirven de soporte al piso superior. Es el piso superior donde nos encontramos todo un alarde de las posibilidades del gótico, el visitante se encuentra rodeado por vidrieras que filtran la luz en multitud  de tonalidades de azules, rojos, y tiene la sensación de que la arquitectura se ha transformado en un enorme relicario, en un joyero de luz destinado a las reliquias sagradas. En el centro del ábside está la tribuna con el relicario.
En laa planta inferior el techo, sostenido por infinidad de columnas soporta el peso de todo el edificio; la capilla baja se construyó por su utilidad funcional y arquitectónica ya que permitió aliviar al máximo la construcción de la capilla alta y soportar todo el peso de la misma. Esta parte tiene planta de salón con tres naves; la del centro más grande; de detallada decoración policromada. La superior tiene una nave de 20 m de altura. Sobre cada pilastra se levanta la estatua de un apóstol. La esbeltez de las cortas columnas hace que la bóveda parezca más ligera. Desde el punto de vista decorativo, se distinguen dos tipos de columnas en la Capilla Baja: las columnas azules decoradas con flores de lis, símbolo de la realeza francesa, y las columnas rojas decoradas con castillos de oro, símbolo de Castilla, por ser
En la planta superior, donde los muros fueron suprimidos, las vidrieras constituyen un conjunto homogéneo; los colores dominantes son el azul, el rojo y el amarillo que dan, a la capilla, un colorido muy característico.Las ventanas de la nave, de 15,35 metros de alto, por 4,70 metros de ancho, están divididas por cuatro ojivas, encima de las cuales hay un rosetón de 6 lóbulos y 2 cuatrilóbulos (elemento en forma de trébol de cuatro hojas). Las ventanas del ábside de 13,45 metros de alto, por 2,10 de ancho, sólo tienen dos ojivas y 3 trilóbulos (elemento en forma de trébol). Las escenas de las vidrieras representan:


 


COMENTARIO:

La historia de la capilla comienza en 1241 cuando fueron llevadas hasta Francia, desde Siria y Constantinopla, la corona de espinas, parte de la cruz, el hierro de la lanza, la esponja y otras reliquias del martirio de Jesucristo, que habían sido adquiridas por el rey francés Luis IX al  emperador bizantino. El rey francés acudió a recibir estas sagradas reliquias y él mismo entró en París con ellas, depositándolas de forma provisional en la capilla de san Nicolás de su palacio, hasta tanto se construyera una capilla digna de las reliquias, la Sainte Chapelle.
El proyecto se debe, probablemente, a Pierre de Montreuil que la edificó en un corto período: de 1242 a 1248. Este edificio es una obra maestra del gótico radiante, al punto que algunos consideran que señala el apogeo de este arte. Concebida como un joyero destinado a contener reliquias debía servir, también, como capilla real construida dentro del mismo palacio, en la Isla de la Cité. Se superponen en ella dos capillas, la inferior para la gente común, y la superior para la corte del rey, como era costumbre en las construcciones de los palacios reales de la Edad Media. En principio, no se podía acceder a la capilla alta más que por medio de las galerías superiores del palacio, ya que no se contempló la construcción de una escalera exterior. Ubicada en el recinto del palacio real de la isla de la Cité, el rey accedía directamente por un corredor elevado a la capilla, al igual que ocurría en otras grandes construcciones vinculadas al poder, como la propia Santa Sofia de Constantinopla.


Esta obra ejemplifica como pocas el nuevo espíritu gótico marcado por la luz y la elevación en un intento de materializar en piedra la Jerusalén Celestial. Se trata de una capilla de pequeñas dimensiones, en un estilo de gran pureza, destinada a acoger la corona de espinas de Cristo. En el aspecto exterior nada aparenta grandiosidad. Se trata de una edificación de proporciones relativamente pequeñas, caracterizado por una estructura gótica con ventanales alargados, coronada por una aguja del siglo XIX.

Las vidrieras además recogen todo un programa iconográfico relacionado con Cristo y su Pasión, pero también con el papel de la monarquía francesa. Se trata de 670 m2 de vitrales. Las ventanas de la nave, de 15,35 metros de alto, por 4,70 metros de ancho, están divididas por cuatro ojivas, encima de las cuales hay un rosetón de 6 lóbulos y 2 cuatrilóbulos (elemento en forma de trébol de cuatro hojas). Las ventanas del ábside de 13,45 metros de alto, por 2,10 de ancho, sólo tienen dos ojivas y 3 trilóbulos (elemento en forma de trébol). A lo largo de los quince vitrales y del rosetón se desarrolla la historia del pueblo hebreo desde la creación hasta la llegada a Israel y concluye con el traslado de las reliquias a París. Se trata de un ciclo profético sobre la vida de Cristo, los profetas y reyes que le anunciaron y que culmina con el Apocalipsis que se sitúa en el rosetón, simbólicamente iluminada al atardecer. Son las vidrieras más antiguas de la ciudad. El rosetón, las 15 vidrieras y las tallas de los apóstoles contribuyen a condensar el arte en escasos metros cuadrados. El efecto en el amante del arte es deslumbrante.

La Sainte-Chapelle no es sólo un edificio religioso, su función va mucho más allá y se vincula con el papel de la monarquía en la Edad Media. Luis IX, como otros reyes del momento, desean reforzar la corona frente al poder de la nobleza y del papado. Su ubicación en el recinto palatino de la Cité le otorga un claro sentido político que recuerda que el rey no sólo tiene el poder civil, sino que también es el jefe espiritual de sus súbditos.




La Sainte Chapelle sufrió las vicisitudes del tiempo y los vaivenes de la histoira. Fue afectada por dos incendios, en 1630 y 1776. Los vitrales de la capilla baja fueron destruidos luego de una crecida del Sena en 1690. Durante la Revolución francesa, fue despojada de sus tesoros, algunas estatuas fueron desfiguradas, el mobiliario de la capilla alta desapareció y el relicario fue retirado para su fundición. La Corona de espinas fue salvada y enviada finalmente a tre Dame. Perdiendo así su función original, en 1803 la Sainte Chapelle  se secularizó y fue convertida en lugar de archivo.
En 1837 se propone un plan de restauración, que llevan adelante entre 1840 y 1868 Felix Duban, Jean Baptiste Lassus y Emile Boeswillwald, aconsejados por el gran arquitecto neogótico Viollet-le-Duc, el mismo que encarara la restauración de la catedral de Notre Dame. De los enormes vitrales de la capilla alta, dos tercios son los originales, y constituyen el conjunto más completo del arte del vitral del siglo XIII.

CONTEXTO HISTÓRICO:


El arte gótico, que es un arte típicamente burgués y ciudadano, supone el final del feudalismo y la renovación del mundo urbano y del mundo del comercio y los talleres artesanales. El gótico responde a una nueva espiritualidad en el Occidente europeo, más concreta y menos abstracta que la románica, más apegada y asentada en la realidad, por lo que nos encontramos con una arquitectura más compleja y una plástica más naturalista, más ciudadana. La arquitectura sigue siendo esencialmente religiosa y el edificio más importante es la catedral, que se levanta en el centro de la ciudad y en cuyo entorno se organiza la vida ciudadana. Ahora nos encontramos ante un templo amplio, altísimo, espacioso y luminoso, producto de los nuevos elementos constructivos, tales como la bóveda de crucería y el arco ojival.








Como es habitual, cerramos el comentario con un un video sobre esta ejemplar obra arquitectónica gótica:


 

21 comentarios:

Guía Cultural y de Turismo de los pueblos del Palancia dijo...

Interesante, como siempre.

Me ha servido para conocer mejor este magnífico edificio, que empecé a saber de él a raiz de una ponencia que se realizaron en la Cartuja de Valldecrist en 2008, en el que se comentaba la posibilidad de que la Iglesia de San Martín de este cenobio cartujo se construyese con el objetivo de convertirse en una "copia" de la capilla parisina, salvando las distancias y el presupuesto de cada obra.

Si os interesa, podeis leer esta ponencia aquí:

http://www.uv.es/dep230/revista/PDF629.pdf

Y otra muy similar aquí:

http://www.ucm.es/centros/cont/descargas/documento17939.pdf

Gracias por difundir estos pedacitos de Historia del Arte

Marisa dijo...

"París, bien vale una misa".
No me extraña que Enrique IV, autor de esta frase, se convirtiera al catolicismo, por razones políticas, aunque yo creo que fue para admirar todo el impresionante arte gótico de iglesias, capillas y catedrales de París y alrededores. ;-)

Excelente esta exhaustiva descripción de la capilla de Sainte- Chapelle. Su inmensa belleza, bien lo merece.
Gracias por este documento.

<Un beso.

Cayetano dijo...

Estupendo comentario para una magnífica obra, de gran belleza y luminosidad. Cuando el gótico alcanza ese nivel técnico de perfección constructiva, sobra el muro y la luz se hace la dueña del lugar invadiéndolo todo.
Un saludo.

Mari-Pi-R dijo...

Lo visité hace ya tantísimos año que lo había completamente olvidado, gracias por recordar, como siempre digo hay que volver lo que uno ya ha visto.
Un abrazo

Francisco Espada dijo...

¡Magnífica disertación, Paco! Gracias por estas enseñanzas.
Un abrazo

Xibeliuss Jar dijo...

¡Impresionante! Posiblemente, la culminación de su estilo.

Adriana Alba dijo...

Siempre te lo digo...aquì hubo intervenciòn Divina jajaja.
Que maravilla Paco, creo que Dios se vale de los hombres para ayudar a los hombres.
Magnìfica entrada, hoy vos conociste la leyenda de la "astromelia" y yo la historia de La Sainte Chapelle,en ambas el Sol brilla esplendoroso, Oh la la!
Un abrazo grande.

Carolina dijo...

Hola Paco, esto es de una sensibilidad estética muy refinada, bien supieron cómo crear un gran efecto espiritual y mistico, ademas, la luz del sol a traves de los magnificos vitrales parece simbolizar el mundo celestial, sin dudas: inspiracion divina!
Un abrazo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

solo me viene una cosa a la cabeza... ¡Brutal!

Manuel López Paz dijo...

Genial Santa Capilla y genial comentario.

En esto días visité la Catedral de Toledo. La explicación refiere que son muchos años de intentar agradar a Dios, con la arquitectura. En Santa Capilla ha sido lo mismo.

Saludos Paco

mariac dijo...

La Sainte Chapelle es una verdadera joya, cuando la visité por primera vez quedé impresionada por la doble capilla, si me dieran a elegir entre ellas tendria un verdadero problema pues las dos en su estilo son impresionantes, el mejor dia para visitarlas es un dia de Sol y ver sus rayos transpasar las vidrieras multicolores.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Amigo Paco, he estado dentro y he sentido la sensación de estar encerrada en un joyero, sagrario, cofre, lucerna, alucinante.
Los últimos coletazos del gótico, aquel resplandeciente.
Besitos contentos y agradecidos por tus visitas, nos vemos.

AMALTEA dijo...

Como dirían allí: ¡superbe!
Hay que releer esta entrada dos veces porque tiene mucha miga.

Un abrazo


Bertha dijo...

Simplemente sensacional!.Sobre todo cuando se filtra la luz por esas cristaleras es una sensación increible!

Abrazos.

La Dame Masquée dijo...

Qué maravilla! Hoy ha tocado un trabajo sobre uno de mis lugares favoritos. Es algo mágico, increíble. Y el trabajo todo un primor.

Feliz fin de semana

Bisous

Katy Sánchez dijo...

La he visitado y desde es magnífica.
Verla a solas debe de ser increíble. Lo malo son la cantidad ingente de personas que las visita.
Un abrazo y buen finde

teca dijo...

Dissertação espetacular e , por certo, as fotografias estão no lugar certo para ilustrar!
Obrigada como sempre.

Beijos e flores.

Valverde de Lucerna dijo...

Es la construcción más belle que he visto del arte gótico.
Un abrazo.

fus dijo...

Muchas gracias por tu informaciòn. He estado en ella harà unos dos años y es una de las maravillas màs impresionantes del gòtico que conozco.

un abrazo

fus

Laura. M dijo...

Gracias Paco por tan buena información.
Cuando visitamos estos lugares, nos quedamos embobados admirando tanta belleza como hay en ellos. Ahora sé algo más que cuando la visité :))
Las fotos son muy buenas y me han traido muy buenos recuerdos.
Buen domingo.
Un beso.

Ana dijo...

Hola Paco

Te agredezco mucho el comentario que has dejado en mi blog, el tuyo tiene muchisimo trabajo, te doy la enhorabuena por ello, porque me parece un blog muy interesante, como creo que puede ser muy util y educativo sobretodo, lo voy a poner entre mis blogs recomendados, ire descubriendo todos sus rincones poco a poco.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...